Seguimos con la serie de artículos sobre Momentum Investing, serie muy importante en estos momentos porque son los fundamentos de muchas otras explicaciones que vendrán más adelante.

Recapitulando rápidamente, en "Introducción al Momentum Investing" empezamos a ver qué es esta técnica de inversión, sus propiedades generales y la razón conductual de los inversores que permite que esta ineficiencia de mercado exista a lo largo del tiempo. Y en "Los 2 tipos de Momentum" vimos las diferencias y propiedades de los 2 tipos de momentum, el relativo y el absoluto.

El punto clave del momentum relativo es que invierte en lo que está mostrándose más fuerte y evita lo más débil, lo cual a largo plazo tiende a generar muy buenas rentabilidades. Y el punto clave del momentum absoluto, no es generar mejores rentabilidades, sino reducir el riesgo de los activos en los que se invierte. Es decir, trata de evitar los mercados bajistas profundos que inevitablemente siempre se dan en todos los activos en los que se pueden invertir.

Entonces, si estos es así ¿Qué ocurre cuando en la misma estrategia se suman los principios del momentum relativo y los principios del momentum absoluto?

Club Bursátil Confidencial

10 €

/mes

Únete para acceder a todo el contenido exclusivo:
  • 4 Masterclass cada año
  • Todos los artículos de Hugo Ferrer sobre el ciclo económico y las bolsas
  • Libro "El Inversor Global" de Hugo Ferrer en PDF
  • Cartera Super Trends con movimientos en tiempo real
  • Descuento de 100€ en el Curso de Bolsa Global Macro (precio final 49€)
  • Consultas por correo electrónico

Club Bursátil Confidencial

99 €

/año

Únete para acceder a todo el contenido exclusivo:
  • 4 Masterclass cada año
  • Todos los artículos de Hugo Ferrer sobre el ciclo económico y las bolsas
  • Libro "El Inversor Global" de Hugo Ferrer en PDF
  • Cartera Super Trends con movimientos en tiempo real
  • Descuento de 100€ en el Curso de Bolsa Global Macro (precio final 49€)
  • Consultas por correo electrónico